De visita | Escuelas

¿Qué se aprende en las escuelas de joyería contemporánea?

Salimos averiguarlo y hoy virtualmente llegamos hasta Taller de Metales, la escuela de Florencia Gargiulo.

Cuál es y dónde queda. Taller de Metales es la escuela de Florencia Gargiulo que gira alrededor del uso del metal y sus posibles combinaciones con otros materiales. “Al principio nos centrábamos en técnicas que se aplicaban al metal pero con los años fuimos sumando otras y más materialidades.” Taller de metales Joyería moderna es su nombre y cuenta que prefiere esa denominación antes que contemporánea, que está más asociada a piezas artísticas. “Mi propuesta pasa por el diseño de joyas para usar más que por la joyería artística. La joyería es un ornamento que se lleva en el cuerpo, tiene que ser usable y cómoda”, sostiene. Egresada de diseño industrial de la UBA, estudió joyería con Jorge Castañón y otros maestros, da clases desde hace 21 años. “A unos pocos estudiantes al principio, como todos, y con los años la escuela fue creciendo. La trasladé a mi Neuquén natal pero regresé a Buenos Aires hace 10 años y Taller de Metales sigue con eje en la enseñanza de técnicas sobre metal y otros materiales en el mismo barrio, Palermo Soho. “Lo que más me gusta es transmitir el potencial de la joyería; me interesa el diseño, la técnica y me encanta poder comunicarlo, contar de qué se trata, enseñarlo”, señala. Recién mudada a un nuevo espacio sumó la modalidad virtual que se fortalece desde su canal de videos. Precursora, recuerda que filma  el paso a paso de diversas técnicas desde hace 15 años aproximadamente y esta etapa pandémica le sirvió para poner en valor ese material, compartirlo y usarlo como material de estudio; https://www.youtube.com/channel/UCk2Y4ogvm9k3hmcg786SN8Q/featured.

Cómo es. Es un espacio de encuentro y aprendizaje, completamente equipado con herramientas y materiales para desarrollar cualquier técnica de joyería; “El alumne no tiene que llevar herramientas a las clases, están para uso libre dentro del taller y para hacer su propia experiencia, con el fin de poder, por ejemplo, montar luego su espacio en función a lo aprendido y lo que le guste hacer”. También está equipado para que se puedan aprender y desarrollar técnicas alternativas al metal, como el trabajo con resinas, madera, modelado e impresión 3D, esmaltado, cerámicas y hasta origami. Cuenta con una biblioteca abierta a  consulta y “clases de Historia de las civilizaciones a través del art, con las técnicas y piezas que usaban para representar sus historia de vida, cómo se identificaban, cómo se integraba la joyería a su vida y mucho más”.

Qué se enseña. En el taller regular se enseñan las técnicas propias del oficio, como fusiones, fundición, soldadura, esmalte, repujado, relieve, aleaciones y todo lo que tenga que ver con el uso del metal, “siempre a partir del interés que cada alumne trae, se reenfoca de manera personalizada. Aprender la técnica es fundamental para luego dar rienda suelta a la creatividad”, destaca Florencia Gargiulo. En su taller, también se dan intensivos de técnicas específicas, como Grabado sobre metales y Engarce en tensión, por ejemplo, que no se extienden a más de dos clases, generalmente son de una clase. Además, ofrece “un súper taller anual de Colecciones, dividido en módulos de 4 clases cada uno, en el que se dan todas las herramientas autogestivas necesarias para realizar una propuesta de diseño de piezas de joyería: de la génesis de una colección, inspiración, aplicación, diseño, proceso de sistematización de su producción, cálculo de costos, packaging, imagen de marca, comunicación y producción de imagen y hasta manejo de redes. Es una propuesta integral en la que participan profesoras de otras disciplinas, como Cecilia Meroño que da clases de Historia del arte. “La capacidad de cada curso, depende de la técnica que se enseña, algunas requieren de más atención y son de hasta 6 alumnes, y hay otras técnicas cuyas clases pueden llegar hasta 12 alumnes”.

Suma con material escrito, escribe una guía de su técnica favorita: la soldadura. “Cómo soldar plata surgió por necesidad. En el trabajo diario me di cuenta que era importante dejar por escrito el paso a paso, trucos, consejos de uso, con gráficos y dibujos que esclarezcan para lograr mejores resultados o los resultados deseados, y la pandemia también fue el empujón que me llevó a concretar este proyecto. Advertí que en joyería es importante saber soldar. Es preciso que el que se siente a soldar tenga la seguridad de que lo va a hacer bien. Hay miedo e inseguridad y es básico poder manejar esta técnica. Por eso, esta guía sirve para tener a mano en el banco de trabajo”.

“La intención es que aprendan las herramientas para que cada uno pueda sacar de adentro lo que le gusta hacer”, dice Florencia Gargiulo, directora de Taller de Metales.

Modalidad de trabajo. Por el momento, debido a las restricciones y cuidados necesarios por la pandemia, las clases se ofrecen de manera online. Se trata de clases personalizadas e individuales, para principiantes o avanzados, en las que se reciben consultas a partir de las cuales se hace un seguimiento de proyectos. “Durante las clases se transmiten videos especiales con el paso a paso de cada técnica, explicando cómo se hace, qué materiales se requieren y alternativas de aplicación. A medida que avanza cada clase, les alumnes hacen consultas, se responden y aclaran dudas durante la clase y después cuantas veces lo requieran. No se trabaja en el momento de la clase sino que se hace un planteo teórico, tipo tutorial, para que cada uno pueda practicar luego. Incluye un link para que puedan revisar el video cuantas veces quieran y trabajar en su casa o taller. Los videos muestran todo lo que se necesita para aprender. Esta me parece la mejor manera porque no todos tienen los materiales en el momento ni tienen la misma destreza. Nivela disponer de la misma información que después cada uno maneja o aplica de la manera en que necesita”.

Habilidades que se aprenden. Todas las que se requieren para desempeñarse en el oficio de joyero. “La intención es que aprendan las herramientas para que cada uno pueda sacar de adentro lo que le gusta hacer”.

Meta. “El objetivo es que aprendan el oficio y que les sirva para que puedan mostrar su potencial creativo. Milito la no copia, no repetir el trabajo del otro sino hacer el propio de acuerdo a sus intereses y necesidades. Cuando no se conoce una técnica no sabe qué resultados da o para qué le va a servir, no puede imaginarse lo que puede hacer. Con información sobre las técnicas uno tiene más herramientas para trabajar y desempeñarse”.

Perfil. “Taller de Metales está orientado a cualquier persona de cualquier edad que quiera aprender técnicas, disfrutar de hacer y la compañía del grupo. También a quienes quieran perfeccionarse o que solo quieran hacer por el solo hecho de hacer. Es un oficio que da mucho placer”.

Actividades. Se han hecho actividades hacia afuera del taller con el apoyo de otros joyeros, como el desfile por las calles de Palermo durante la Bienal Latinoamericana de Joyería. “La joyería es una actividad de puertas adentro, muy de encierro, salir no es lo habitual pero me pliego a la energía del grupo. Cuando el taller funcionó en Neuquén nos vinimos a Buenos Aires a exponer en Puro Diseño y fue una experiencia espectacular. En experiencias de este tipo está bueno lo que se genera durante el proceso en el taller, los preparativos de las actividades son enriquecedores, mucho más que los resultados que se exhiben. Este no es momento de estar hacia afuera sino para aprovechar el adentro. Ya llegará el momento para otra vez hacer trabajos colaborativos”.