Novedades | Expos&Ferias

Leonor

Leonor-Anne-Luz-Castellanos-Sepan-cuantos-editorial-Porrua-La-joyeria-de-autor1

«Leonor» es la pieza de Anne Luz Castellanos que participó del proyecto de Ofelia Murrieta y Andrés Fonseca que se ve en la muestra virtual «De letras, páginas y libros. Palabras en el cuerpo», en la que se utilizó como materia prima principal el papel, hojas de ejemplares de los nueve libros de la colección “Sepan Cuantos…” de la mexicana Editorial Porrúa.

Con esa consigna, Anne Luz Castellanos trabajó con el libro «El Fantasma de Canterville» de Oscar Wilde.

Y reproduce la cita inspiradora que materializó en un collar: “_¡Oh, detesto la ramplona severidad de la ética abstracta! Mi esposa era muy poco agraciada y simplona. Nunca pudo almidonar mis puños y no sabía nada de cocina. Vea usted, un día cacé un magnífico cervatillo en los bosques de Hogley, un espléndido gamo, ¿y sabe usted cómo me lo sirvió en la mesa? Bueno…, eso ahora no importa, ya pasó; pero sin embargo, no hallo nada bien que sus hermanos me dejasen morir de hambre, aunque yo la hubiese matado.

Dicotomías de artista

«Empecé a probar con una de las últimas páginas del libro, porque como a muchos, no me gusta ni me dan ganas de romper libros, pero como tampoco me gusta que estén matando mujeres por no saber planchar ni cocinar lo acepté. Por un tiempo, otra vez estuve en tironeada por esta dicotomía. Y en mis pruebas apareció el fantasma.

«Mientras decidía que hacer, recopile todas las veces que aparecía la palabra de Leonor en «El rosal de las ruinas». Obtuve 65 papelitos, edad que tenía Caro, prima de mi papá víctima de femicidio. Y decidí llevar mi pieza por este camino y con especial dedicatoria a Caro.

Trabajé sobre la página 109, del capítulo V del libro de la editorial Porrúa que me regaló mi tía. Elegí ese capítulo porque en mi familia somos 5 mujeres. “Me gusta hacer ilustraciones tipo collage que dialogan y complementan mis piezas hechas de partes de piano.

«Para esto, busqué ese viejo libro que tenía para probar y me di cuenta que la protagonista se llama Leonor, como la esposa de sir Simón de Canterville, considerada por este como ‘poco agraciada y simplona. Nunca pudo almidonar bien mis puños, y no sabía nada de cocina´, motivos por las que la mató.

Construcción joyera

“En la historia se da una puja diaria por la aparición de manchas de sangre que se encargan los nuevos dueños de limpiar y que el fantasma se obsesiona con volver a pintar todos los días y se va robando las pinturas de Virginia Otis, la hija menor de la familia.

Por eso, intervine esa página con manchas rojas que refieren a las de sangre que el protagonista dejó en la biblioteca durante el crimen.

«Esas manchas las recorté y pegué en capas, simbolizando el paso del tiempo. Con ellas formé una rosa sobre el antiguo dije de plata que desesmalté y golpeé. Sumé un marco hecho con una pata de piano en alusión a que la mujer tiene que estar siempre arreglada, en el que pegué las palabras Leonor para construir un colgante”, explica la artista, cuya obra se estrenó de manera online como parte de la III Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea iniciada el año último, con continuidad este 2022 con diversas presentaciones.

Colgante realizado con hojas del libro «El Fantasma de Canterville» de la colección «Sepan cuantos…»

Una pieza en papel, madera y plata

La obra responde a una convocatoria para festejar el aniversario de esta emblemática colección de la editorial mexicana

Fotos Damián Wasser