De visita | Escuelas

¿Qué se aprende en las escuelas de joyería contemporánea?

Salimos averiguarlo y hoy virtualmente llegamos hasta Espacio Auroom, el taller-escuela de Laura Ferrari.

Cuál es y dónde queda. La escuela de joyería Espacio Auroom está ubicada en pleno centro de Córdoba capital, sobre la calle Colón frente al histórico edificio Cinerama. “Como un juego de palabras que hacen alusión a un espacio dorado o una habitación de oro, nos apropiamos del color amarillo (au es el símbolo del elemento químico del oro de color amarillo intenso) para el nombre de la escuela, y para que orgullosos nuestros alumnos digan: amarillo Auroom!”, comenta su fundadora y directora, Laura Ferrari.

Cómo es. El taller tiene varias áreas en dos pisos. En la planta alta hay un espacio de coworking, en la que emprendedores comparten el lugar para desarrollar sus proyectos, el cual tiene una capacidad para seis bancos donde hoy se encuentran cinco joyerxs con su taller fijo instalado. En otra habitación, está el taller de Laura Ferrari -también docente del espacio- y algunos bancos más que alquila bajo la modalidad de turnos para que joyerxs que no tengan espacio físico ni herramientas, puedan trabajar con todas las instalaciones a su disposición. En la planta baja se encuentra un aula con capacidad para seis personas, y una mesa que se convierte en el lugar de encuentro de desayunos, almuerzos y meriendas de la gente que transita por el espacio. Tiene un patio (con asador) y un oasis de bananos que se convierte cada día en el escenario de fotos y selfies de joyerxs que trabajan allí.

Qué se enseña. Tiene varias propuestas: clases grupales cuatrimestrales, clases grupales intensivas de iniciación, clases personalizadas 1 a 1 y ahora clases de iniciación online. Los contenidos incluyen técnicas clásicas, como alianzas, engarce y fundición. “Hacemos  hincapié en las bases clásicas de joyería para incentivar la investigación de un estilo propio”. Ofrecemos workshops con técnicas específicas con docentes invitados.

“Hacemos hincapié en las bases clásicas de la joyería para incentivar la investigación de un estilo propio”, dice la joyera del objetivo de Espacio Auroom.

Modalidad de trabajo. No hace falta ningún tipo de experiencia para llegar al taller. Las clases regulares duran cuatro horas y se cursa una vez por semana. La mayoría de los talleres son presenciales, con clases personalizadas que se armar de acuerdo con la necesidad del alumnx.

Habilidades que se aprenden.

“Sabemos que la práctica sostenida hace al oficio y la promovemos. Siempre decimos que las horas “culo” son imprescindibles para lograr aprender una técnica. Insistimos en la importancia de aprender las técnicas básicas de soldado, calado, engarce, fundición y estirado de metales y trafilado, entre otra, para tener herramientas con las cuales desempeñarse y proyectarse”.

Meta. “Al comenzar las clases, siempre preguntamos objetivos, para tratar de adecuar los contenidos en base a sus necesidades. Sin embargo, la meta siempre es aprender en comunidad”.

Perfil. La mayoría de los que concurren tiene un perfil comercial, pero también hay quienes van con un objetivo más artístico o simplemente por hobby.

Actividades. “Cada año en el taller -menos en estos por la pandemia- se generan una muestra colectiva con los trabajos del año, pero siempre se convierte en la excusa perfecta para reunirnos, tomar y comer algo mientras hablamos de lo que más nos gusta: la joyería”.